domingo, 5 de junio de 2011

eL ViAje De CHArlLTe IV

Charlote se dio cuenta de que ya era el ultimo día que estaría en Hong Kong y todavía no había resuelto el tema de Abi y León no sabia k hacer así k cojio el teléfono llamó a Paula la hizo ir hasta el hotel y allí le explicó su situación. Tras mucho pensar Paula halló la solución le dijo:

-Tal vez sea que te has enamorado de tu compañera de piso, Abi-
Charlote lo pensó y asintió con la cabeza con dudas como diciendo “tal vez” pero ya tenia otra sensación sentía que ya había resuelto su duda, que ya podía coger tranquila el avión de vuelta a casa, pero la pregunta que le rondaba por la cabeza “¿Ahora me gustan la mujeres?” “¿Es Abi mi verdadero amor?” “¿El destino nos ha juntado para que seamos algo más que amigas?” no tenia respuesta a ninguna de esas preguntas.
Se pasó toda la noche dando le vueltas y se durmió sin haber encontrado la solución. Al fin llegó la mañana y se despertó sobre las 10, bajó a desayunar, cuando acabó subió y se puso a hacer la maleta, cuando acabó todavía faltaba una hora para que saliera el avión así que llamó a todas sus amigas Hong Konesas y quedaron en la puerta del hotel, se bajó la cámara para sacar fotos pensó que era el momento ideal para la foto de los amigos de Hong Kong, se sacaron un montón de fotos.
Al final consiguieron decidirse por una, se acercaron a la tienda mas cercana y entre toda escogieron un marco para colocar la foto. Como las chicas querían ver la foto puesta en el marco la llevaron a una papelería donde se la imprimieron muy bien. Les encanto como quedaba así que decidieron que ya era hora de volver al hotel y arrancar hacia el aeropuerto y así lo hicieron.
Se subió al avión con toda tranquilidad. Este viaje se le hizo muy largo estuvo todo el rato pensando en Abi no se la quitaba de la cabeza, decidió escuchar música, como ya quedaba poco rato de viaje pensó que se le había pasado volando nada más bajar llamó a Abi para que la viniera a buscar al aeropuerto.
Pasaron días y cada uno que pasaba charlote estaba más segura de que le gustaba Abi. Así que un día se armó de valor y le confesó a Abi sus sentimientos. Abi lo aceptó y confesó que ella también sentía lo mismo.
Desde entonces, en vez de vivir como dos compañeras de piso muy amigas, vivieron como una pareja moderna. Charlote tuvo mucho problemas con su familia por qué al principio no lo aceptaban, tuvo discusiones muy fuertes, incluso estuvo un largo tiempo sin dirigir les la palabra pero al final la aceptaron y por fin pudo disfrutar de la vida que siempre habia deseado. Y esta vez estaba completamente segura que su felicidad era absoluta y de que esa era la vida para la que estaba destinada desde el día en que nació asta el día en que se muera.

1 comentario:

  1. Bonita historia, espero que sea la primera de otras muchas

    ResponderEliminar